SOATÁ – CIUDAD DEL DATIL

La población de Soatá por estar ubicada en media ladera a 1.850 m.s.n.m sobre la cordillera Oriental de los Andes, tiene el privilegio de gozar de notables cambios de clima, a medida que se asciende, en una hora hacia el páramo cercano (3200 m.s.n.m) encontrándose una flora donde predomina el frailejón y riachuelos de aguas cristalinas donde abunda la trucha. Ya hacia alturas más notables y lejanas encontrar el superpáramo y las nieves perpetuas a más de 5.000 m de altura. O si se desciende hacia el río Chicamocha, se encuentra un clima completamente diferente, seco, de suelo casi desértico, alta temperatura y con vegetación conformada por cactus de diferente variedad y principalmente la palma de dátil originaria del Medio Oriente y única en el país, además que es el hábitat del cabro, principal plato típico de la región. Todo esto en lapsos de tiempo verdaderamente cortos y por vías en muy buen estado.

El entorno turístico lo conforman también las visitas a las diferentes poblaciones cercanas donde se encuentran en cada una de ellas, bellezas arquitectónicas e históricas, como iglesias y haciendas coloniales y sus bellos parques característicos de todas las poblaciones de Boyacá o practicar el canotaje en los rápidos del rio Chicamocha y muchos otros deportes extremos. Es interesante apreciar una variedad de aves exclusivas llamadas quincha especie de colibrí o picaflor conocida a nivel mundial.

La comida se traduce en platos muy variados que cambian de acuerdo a la altitud. Es así como se pueden encontrar platos con trucha de clima frío o de la parte templada y cálida, la gallina criolla, el tamal, el mute de mazorca y principalmente un plato de carne de cabro típico de la región. También se consume gran variedad de dulces como el fruto del dátil en conserva o limones rellenos de arequipe o dulce de leche.

Soatá es una sola fiesta todo el año. Los más excéntricos podrán disfrutar de la alegría de una noche de rumba en las discotecas, o en época de fiestas contagiarse con los ritmos de orquestas renombradas de música tropical en el centro del municipio, donde no faltan las verbenas populares hasta el amanecer, impregnadas con el delicioso aguardiente de la región o unas agradables cervezas. También es famoso su Carnaval de la Alegría Soatense de fin de año y sus festivales culturales y deportivos.

PAQUETES TURISTICOS